martes, 18 de septiembre de 2012

La ilusión de Fraser


La ilusión de Fraser (Fraser illusion) debe su nombre a unas ilusiones espectaculares que el psicólogo James Fraser publicó en 1908 en el British Journal of Psichology con el título de "A new visual illusion of direction". El efecto de estas ilusiones se basa en una serie de líneas con forma de cuerdas trenzadas que producen el efecto de deformar las formas geométricas originales. El ejemplo más clásico es esta imagen, llamada la "Espiral de Fraser" y que no es tal espiral, sino círculos concéntricos, tal y como puede comprobarse en esta imagen aclaratoria, obra de Michael Bach.


La ilusión es tan fuerte que, a pesar de estar resaltado el círculo en verde, todavía parece "arrastrado" por el efecto espiral.


Otras versiones


Esta es la "espiral" original que publicó Fraser en 1908



Otra "espiral" original de Fraser.
Fuente de la imagen




Una variación de la ilusión que produce que círculos perfectos parezcan ovalados. La imagen procede del libro "Ciencia Recreativa" de J.Estalella y es obra de Alsina Munné.





Otra imagen de Munné para el libro de Estalella que nos ha servido para hacer otra comprobación. Hemos trazado en amarillo uno de los cuadrados formado por líneas trenzadas y hemos destacado uno de sus lados de manera que puede comprobarse cómo están formadas dichas líneas trenzadas.



Otro imagen original de Fraser en la que aplica el mismo concepto a letras cuyos lados, siendo rectos, parecen oblicuos.


Un ejemplo similar extraído del libro de Yakov Perelman "Problemas y experimentos recreativos



Una última versión de la ilusión que, aplicada a rectas, hace que dejen de parecer paralelas, cuando lo son realmente.


Una versión alternativa elaborada por Kitaoka.



Museo Ilusionario


Enlace a la galería.



Para saber más

- La ilusión de Fraser en la Wikipedia.

- Variaciones de la ilusión a cargo de Akiyoshi Kitaoka.

- Algunas de las imágenes originales de Fraser de 1908 en la web de Hervé Varenneere.

- Comprobación de la ilusión en la web de Michael Bach.

No hay comentarios:

Publicar un comentario